lunes, 15 de diciembre de 2014


Aguante volver a tener sueños súper geniales y confusos de nuevo.
Hacía ya bastante tiempo que no los tenía pero por suerte volvieron a aparecer. Fueron varios en uno solo, aparentemente. No sé el orden, pero era algo así:

"Estaba en una mansión gigante, muy millonario todo. No recuerdo con quién estaba pero sé que eran unos idiotas y que los odiaba. Empieza a llover muy fuerte y afuera una criatura blanca que pide entrar, de alguna forma vuela y entra asustada, era una "lechuza" blanca. O por lo menos en ese momento, estaba 100% segura que lo era.
Al entrar, alguien de la mansión la agarra y saca violentamente de nuevo a la tormenta. Acá es cuando mi Instinto proteccionista animal se activa y salgo en medio de la lluvia a buscarla de nuevo; cuando la encuentro la escondo con una sábana y la entro a mi habitación, cierro la puerta la dejo ahí y me voy.
Cuando regreso a dormir, la busco y no estaba, pero en su lugar había un gato de pelo largo, bastante grande. ¿La lechuza se transformó en un gato? No sé. Hay un bache en mi sueño. Pero estaba ahí".

Fin de la 1ra del sueño.
Comienzo de la 2da parte.

"El lugar es el mismo, pero esta en esta ocasión, en vez de salvar a una "lechuza-gato" salvo a un pajarito. Que casualmente era igual al que salvé en la vida real hace unas semanas.
Estaba en mi habitación con el pajarito que por suerte muy sociable y creo que podía comunicarme con él. De pronto, en medio de la noche empiezan a aparecer... duendes, aliens, o algo así. Eran pequeños animalitos amarillos que venían a romper las bolas y se querían comer al pajarito. Al ver dicha situación, agarro al pajarito y lo pongo en un lugar más alto, pero de todas formas llegan a él a mi no sé que carajo me habían hecho pero me costaba mucho moverme. Bueno, yo ya me estaba despidiendo del pobre pajarito cuando veo que el pequeño se puede defender y empieza a rasguñarnos, picotearlos hasta deshacerse de ellos. Ahí es cuando desaparecen los animalitos esos y lo felicito. Creo que me responde".

Fin de la 2da del sueño.
Comienzo de la 3º parte.

"Cambia totalmente toda la locación, ya no estoy en una mansión sino que estoy a tres cuadras de mi casa, junto a mi amigo León. En un momento, él se acerca a un auto e intenta abrirlo, la puerta se abre y empieza a revisarlo hasta encontrar una billetera "Siempre hay un boludo que deja la puerta abierta ¿Viste?" Yo me lo quedé mirando sin entender una mierda, porque estaba casi segura que el nunca haría algo así. León, al notar mi cara de espanto me dice que no me haga problema que ahora con la plata que había en la billetera nos compramos un helado".

~Fin de los sueños.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Ser mujer no es fácil. Supongo que ser hombre tampoco, pero como sólo conozco las dificultades de las mujeres voy a decir ser mujer es una mierda.
Todas tenemos miles de defectos, todas estamos locas, todas tenemos esos toques psicópatas y hay algo que nos suele unir mucho y son los celos, la atención y vernos fabulosas. Pero básicamente, quiero avisar que casi todas las mujeres venimos con el mismo microchip instalado, y eso nadie lo puede negar. Lo que no significa que todas las mujeres son iguales, tampoco confundan.
Hoy vengo a hablar de la atención, más específicamente hablando, la atención virtual por diversas redes sociales tales como Facebook, Instagram, Twitter, entre otras. (Flickr es un tema aparte).
Personalmente, me considero casi soltera en Facebook, ya que mi pareja no suele aparecer con fotos nuestras, con frases lindas, o no suele comentar mis fotos. Y bueno, yo tampoco. Decirme que soy linda por más que sea una selfie cagando es trabajo de mis amigas, aparentemente.
Y bueno, como mujer que soy... me quejo bastante de que no me da bola en la vida virtual. Después de mucho tiempo, me resigné y desistí a seguir diciéndole que sea un poco más expresivo por dichos medios, y ahora sólo me limito a ignorar las publicaciones de dos de mis amigos de Facebook a quienes envidio porque son muy lindos y adorables y dulces y todo. (No tengo problemas en decir nombres, si les interesa saber, les digo).
Bueno. Sacando que ya superé eso, porque realmente es algo bastante infantil... también me di cuenta de otra cosa, que la vida virtual es todo una mentira. Bueno, en realidad siempre lo supe, pero me hizo falta un ejemplo real para ver lo cómo es todo realmente. Dejando el misterio, hay gente que es muy cariñosa y empalagosa por Facebook y después te enteras que la relación es una mierda, y que esas palabras dulces se las pasaron por el culo cuando se movieron a otro/a. Eso me deja un poco tranquila. No significa que safe de lo peor de una relación, pero me quedo tranquila, en serio.
Con respecto a Flickr, yo creo que si una pareja sube fotos significativas y cariñosa a Flickr es porque te tenes que casar con él/ella, vivir en una casa y tener un perro, un gato mientras toman cerveza y mojan los pies es la pileta.
Lamentablemente, nunca me va a pasar. Pero igual lo quiero. Y quiero la cerveza. 

Este post es patético, perdón pero vi algo y lo tenía que expresar.

Cambio y fuera.

miércoles, 26 de noviembre de 2014

 


I feel very low in myself.
I can’t see much in the future, and I feel that any second something terrible is going to happen to me.

lunes, 24 de noviembre de 2014

¿Vieron que muchas veces se dicen frases como "mi vieja dice que soy lindo, por lo menos mi vieja me quiere," entre otras? Bueno, honestamente no sé que es eso. Hace años que no escucho nada similar porque creo que en mi caso pasa todo lo contrario.
Siendo las 2.20 PM estoy estudiando, sé bien que no soy la mejor organizando tiempos ni nada por el estilo, pero así me salen las cosas.
Mientras yo estudiaba, mi vieja baja al baño y pasa por mi habitación para decirme que no me acueste muy tarde, ojalá hubiera dicho solo eso... sino que, la muy simpática se quedó unos cuantos minutos diciendo una cantidad de forradas que creo que ni mi peor enemigo me podía haber dicho.
Las cosas se basaban básicamente decirme lo gorda, desagradable y desalineada que soy. No estoy jodiendo, no es un simple estado de Facebook diciendo "Mi mamá me dice gorda". Esta vez vino a decirme que era un asco de persona, que con el pelo así de horrible y los piercings parezco una negra de mierda, que si sigo así Iván me va a dejar, que nunca voy a conseguir trabajo, que toda la ropa que me pongo me queda horrible, que soy un desastre en todo, que le doy vergüenza y si fuera por ella no me presentaría a sus conocidos.
Todo esto, lo oía como apuñaladas en el corazón, cada una de ellas era más fuerte que la otra, y en mi afín de ignorar todo lo que me estaba diciendo me remití a seguir leyendo mis cosas, pero no pude evitar llorar con odio y dolor mientras le gritaba que se vaya... y le recordaba que desde cuando le importa mi vida, desde cuando se mete en mi imagen.
Lo peor de todo, y quizás lo que más me duele, es que sé que no está preocupada por mí, hace años que honestamente yo no le importo demasiado. Ella se preocupa por lo que las demás personas dicen, porque ve las hijas de otras amigas de ellas que son hermosas y yo la avergüenzo, porque ellas estudian carreras que les van a dar plata, y yo no. Porque ellas tiene en pelo hermoso, y yo no. Porque ellas usan zapatos de temporada, y yo no. Porque ellas tuvieron su época de adolescencia, se les pasó y ahora se ven como mujeres maduras, y yo no. Porque ellas son delgadas, y yo no. Estoy segura que es por eso, de no ser así ni se hubiera calentado en hablarme.
De todas formas, si bien estoy dolida y esto ya es una piedra para mi semana, no es nada que me sorprenda. No saben lo horrible que es para mi que algunas madres abrazan a sus hijos diciendo lo hermosos que se ven, lo lindos que son... lo orgullosos que están de ellos y yo hace años que no escucho nada similar, tanto es el caso que ni recuerdo la última vez que me dijo algún halago de ese estilo.
Es increíble decir que mi adolescencia fue una cagada, en parte por culpa de ella. Es más, hasta mi niñez fue una cagada, por ella. Recuerdo cuando tenía más o menos 11 años, que mis compañeros me decían gorda (Sí, es algo que me acompañó desde mis primeros días de vida, como verán). Y... ella en vez de decirme que no les haga caso, o de darme fuerzas me decía que tenían razón, y que deje de comer. Con ese tipo de frases vengo acarreando 12 años de mi vida.  No sé como no tuve Anorexia o bulimia grave. Al parecer ni para completar eso soy buena.
Básicamente, así son los días en mi casa. Donde no podes comer tranquila porque ya te dicen las típicas "¿Ya te viste al espejo lo que sos? ¿No te da vergüenza salir así? Ese vestido te queda horrible con lo gorda que estás". Y ahí estoy yo, saliendo con una remera grande y con los ojos rojos.

Soy una mierda. Pero duele cuando la persona que más te ama en el mundo (Supuestamente) Te lo dice.
Tendría que ser drogadicta, chorra, o algo por el estilo así sí me puede decir todo lo que quiera, pero ni eso.


jueves, 20 de noviembre de 2014


Hoy tuve uno de los mejores sueños post-apocalípticos que pude haber tenido. Primero, porque todo el sueño se basó en avisarle a mi jefe por qué no iba a trabajar.
Para los que no saben, trabajo en un local de ropa, en Quilmes. Entonces, en mi sueño, mi local estaba en una cueva subterránea con un pequeño río, por alguna razón.
Ese mismo día había caído un meteorito cerca que si bien no era lo suficientemente grade para destruir todo fue suficiente para hacer que el río se desbordara y causara destrozos a su alrededor ya que la cueva se estaba desmoronando  (No sé si eso es naturalmente posible, pero así lo planteo mi subconsciente).
Por otro lado, también estaba el pánico en  las calles por lo ocurrido, entonces no podía llegar a mi lugar de destino ni en tiempo ni en forma.
Como si fuera poco, la caída del meteorito trajo otra problemática consigo, que fue la aparición de los Dinobots, entonces, yo estaba desde la ventana de mi casa mirando hacia mi lugar de trabajo que estaba inundado, apunto de derrumbarse y encima, un T-rex robótico a lo lejos.
Tengo del recuerdo de mandarle un mensaje a mi jefe diciendo:

"Disculpame, pero la zona del Local está todo inundado, parece que no está muy estable tampoco y es un quilombo de gente llegar. Ah, y hay un Dinobot cerca".

Se lo mandaba muy apenada, porque no quería estar ausente en mi trabajo y le mostraba a mi vieja el mensaje esperando su aprobación.

Esto tiene dos sentidos:

1) Soy una mujer responsable y no me gusta faltar a mi trabajo.
2) Soy como mi local y estoy inundada, a punto de desmoronarme y me siento atacada (o meada, seguramente) por un T-rex robótico.



domingo, 2 de noviembre de 2014



Antes que nada tengo que informales que está lloviendo torrencialmente. Sí, a veces me pinta ser como esas personas que ponen estados sobre la lluvia y hablan de ella como si nadie supiera de su existencia. Por ejemplo:

"Qué lindo tener a alguien con quién pasar esta tarde de lluvia"
"Lluvia te odio me cagaste la salida"
"Amo la lluvia"
"¡Que cagazo el trueno de recién"
"Ay la puta madre como llueve"
"¡Está lloviendo!"
"Odio esta lluvia"
"Llovió todo el día"

Señores, quiero que sepan que todos sabemos que está lloviendo, podemos escucharla, podemos sentirla y si no la percibimos, nos damos cuenta porque la televisión es igual a ustedes y no para de mostrarnos como carajo llueve en otras partes del país. Y tampoco paran de decir lo mucho que llueve, como si nunca hubieran visto una buena lluvia en su vida ¡Todo es una mierda, la lluvia es una mierda, la gente se muere, todo está mojado! Cállense y dejen de ser tan forros hasta con los fenómenos climáticos por el amor de Satanás.
Sí, todos queremos tener a alguien a quién abrazar cuando llueve, mientras tomamos café y comemos torta frita. Pero todo no se puede, gente. Yo por lo menos estaba estudiando y tomando café. Lo de tener a alguien a quién abrazar y la torta frita lo veo muy difícil.

En fin, casi siempre hago lo mismo cuando no tengo nada que hacer y llueve. Lo primero en mi lista es dormir hasta horas vergonzosas, hoy por ejemplo me levanté de la cama un poco más de las 2. Creo que sólo para agarrar el cargador y seguir usando el dispositivo sin moverme de la comodidad de mi cama, sumando que mi gato es mi fiel compañero.
Otra de las cosas que suelo hacer un domingo es terminar juegos olvidados, o volver a darlos vuelta a mis favoritos. Pero tengo que dar la mala noticia que se me rompió la PS3. Hay un aura de depresión y actividad en mi casa que hace mucho que no veo.
Bueno, la verdad que no es todo joda en un domingo de lluvia. También creo que es el mejor momento para adelantar cosas de la Universidad, hoy hice resúmenes y creo que lo más divertido fue hacer una maqueta junto a mi papá. Pero igual tengo que admitir que es difícil estudiar un día así, casualmente todo se vuelve mucho más entretenido de lo normal.
¡Ese perro tiene la cola peluda!

Bueno, no teniendo más que decir. Me retiro de este sitio a seguir "estudiando". No sé ni por qué escribí esto, creo que fue una excusa para rellenar un poco este Blog y para decirle a la gente que se queja o ama de la lluvia es realmente molesta.

Cambio y fuera.




All the dreams that I hold

all my fantasies unfold

and the things I wanna live;

are just fake happy endings 

with figures pretending.






They've washed all the illusions far away.

sábado, 4 de octubre de 2014



Vengo en son de paz.
No mentira, en realidad vengo a expandir el mensaje de odio. Creo que es mi misión esta vida. Pero ojo, después la idea es quejarme del mundo lleno de odio. Esa es la historia de mi vida. Igual la vida es hermosa, pero a veces simplemente los odio a todos. Gracias.
Bueno, creo que es un clásico de mi blog la parte de "gente molesta" y la verdad que pensé que iba a ser cosa de un par de post pero lamentablemente la lista parece no tener fin ya cada día que pasa me encuentro un boludo nuevo.
Hoy tengo el honor de hablarles de un espécimen que creo que todos los que van a una Universidad, colegio, curso o similares, conocen ¿De quién hablo? Del típico boludo que habla sin parar de pelotudeces, y encima se cree mejor que lo demás. Si hay algo que me molesta, es que sean soberbios y más cuando ni siquiera tienen fundamentos como para serlo. O sea... ¡Todos pensamos que sos un pelotudo, no sos inteligente, y lo que decís no es interesante! Eso lo sabemos todos.
Mi gran duda respecto a dichos seres es ¿Sus parientes saben que es un pelotudo? ¿Alguien de la familia se los habrá dicho? ¿Su mamá sabe que en clase todos creemos que es un idiota? ¿Ella será igual de idiota? No sé son miles de preguntas sin respuesta.
Lo único que voy a decir que una persona que es soberbia con gente que apenas conoce lo es con cualquiera. Esa gente no puede ser cariñosa o atenta con el pójimo y con esta frase me retiro:

"Yo no tengo verguenza de decirle su hijo que su papá es un pelotudo".

Los que me conocen, creo que ya saben todo el asunto. Y los que no, creo que también. Porque es algo natural, gente. Es tan natural como las caries o las hernias.



lunes, 15 de septiembre de 2014



Hola, estoy acá para comentar lo patética que es mi vida. Sé que les hago bien, porque ustedes piensan que son patéticos y de pronto ¡Boom! Me descubren a mí y ya no se sienten tan mal. Tiene sentido.
Bueno, como pocos sabrán, pronto es  mi cumpleaños y desde que trabajo siempre fue una tradición mía "autoregalarme" algo. Todos los años fueron cosas totalmente diferentes, creo que este es el año en que estoy en un grave problema de indecisión, porque no puedo elegir una sola cosa... partamos de la base de que sólo tengo capital monetario para con suerte una o dos cosas. Pero el otro tema es que todas las cosas que me gustan son relativamente caras, y muy diferentes entre sí, por cierto. Lo más gracioso de todo esto es que lo que va ganando la competencia es (sí, les doy libre permiso para cagarse de risa de mí) bueno, es una pochoclera. Sí, ya están las risas, lo sé. Perdón por ser tan patética, estaban avisados de todas formas.
Ahora el tema serio con la... pochoclera es que tengo dos opciones: Una es una pochoclera normal, color gris que es económica y cumple la función de hacer pochoclos cómodamente... y por otro lado una pochoclera que es como la Master of pochoclos que tiene un diseño estilo feria, color rojo y es muy bella y quiero con todo mi ser ¿Inconveniente? La duplica en precio a la primera mencionada, convengamos que ambas hacen el mismo trabajo, pero una es mucho más bella que la otra, pero tiene sus consecuencias económicas.
Es cuestión de pensarla, pero como verán ya saben qué voy a elegir, por más que me duela el bolsillo.
Pero bueno, ese es la opción número 1 hasta el momento. Después le sigue un Scanner para Negativos, Zapatos, o ropa. ¿Saben que es lo peor de todo esto? Es que lo más probable es que tarde o temprano termine comprando todo eso, y más de todas formas. Me conozco y cuando aparece el "uh, qué ganas de comprarme..." lo compro. Porque soy impulsiva. Porque puedo. Porque viva el capitalismo. Porque sí.
Ese es mi plan de regalo. Porque 21 años no se cumplen todos los días (20 y 22 tampoco, pero es una buena excusa). Eso, y mi súper vestido de Unicornios Zombies que llegó hace unos meses y aún no usé porque quería estrenarlo para dicha fecha.

~ ¿Cómo saber que uno está viejo? No se autoregala más alcohol, se autoregala una pochoclera. Porque vivan las películas clase B y engordar.

jueves, 4 de septiembre de 2014



Antes que nada, tengo que admitir que estoy de mal humor porque los HTML no me hacen caso y no puedo cambiar la tipografía de mierda que este sitio tiene. (La cuál no sé de donde salió, porque no la elegí) Se agradece ayuda. 
Sacando los problemas técnicos del blog, estoy acá para contar un sueño bastante... interesante, de esos que hace mucho no tenía, en realidad hace mucho que no soñaba así que antes de que me lo olvide, aquí les va:
"Estaba en Palermo con una amiga, era de noche y tenía que entrar a trabajar aparentemente a la otra sucursal (Cosa rara porque trabajo en Quilmes  y no de noche). No me acuerdo bien por qué, pero estábamos muy apuradas, seguro estaba llegando tarde al trabajo, nos metemos por una calle y de pronto estamos perdidas. No había nadie en la calle, en el único lugar que se ve con gente y movimiento es un bar ubicado en una esquina, sin pensarlo mucho, entramos por lo menos para pedir ayuda de como llegar a destino. Cómo describir ese lugar... fue el peor bar que vi en mi vida, nunca pensé que podía imaginar un lugar tan turbio. Básicamente era como un un Freak show bar, gente con malformaciones, deformaciones, accidentadas entre otras. Básicamente era eso, prevalecían tonos verdes, las sombras y una música lúgubre de fondo. No me acuerdo bien los demás clientes del bar ese... pero sí recuerdo patentemente a una mujer que estaba con su hija. Cómo describir... la mujer era una señor mayor con arrugas, despeinada, mal maquillada y con ojos grandes, con ropa demasiado antigua y un sombrero ostentoso. Por otro lado su hija, parecía tener alguna enfermedad de movilidad, estaba en una silla atada y vomitaba todo lo que comía, su piel era extraña, como si fuera rugosa; en cuanto a apariencia, tenía flequillo recto, pelo castaño muy lacio, y usaba un vestido muy antiguo color celeste con blanco, ojos azules pero con la mirada perdida. 
Entramos mi amiga y yo tratamos de no hacer mucho contacto visual con la gente de ahí porque ni bien pisamos el bar nos empezaron a ver mal, así sin causar mucho alboroto, entramos. Pero bueno, algo siempre sale mal y como sabrán no soy la persona más cuidadosa del mundo, así sin querer le tiré lo que la mujer mencionada anteriormente tenía en su mano y se lo volcó a su hija... (Acá viene la parte horrible) La hija empieza a vomitar de nuevo, la mujer se levanta y me empieza a gritar diciendo que lo hice apropósito y que había ido ahí a burlarme de su desgracia y de la de todos del lugar, que había que enseñarme lecciones de respeto y veo que dos hombres se me acercan y tratan de inmovilizarnos a mi, y a mi amiga; de pronto ella me toma de la mano, y salimos corriendo, hacia ningún lugar honestamente, y sin ninguna dirección, porque no sabía donde estaba y las calles estaban oscuras; cuando me doy vuelta, las luces verdes del Bar no estaban más.
De tanto correr, por fin llegamos a mi lugar de trabajo, abro como siempre... y... dentro del mismo sueño: Sueño que me despierto porque me había quedado dormida en el trabajo. 

Ahí es cuando; ¡Boom cerebral!

Me desperté confundida. Sentía que una parte de mi tenía que quedarse y ver que pasaba con el bar y todo eso. Se me van a cagar de risa, pero las luces dentro del bar eran muy "cinematográficas" muy rollo de cine, perdón por el comentario virgen, pero era muy así, Creo que leer libros al respecto y ver muchas páginas de eso no me está haciendo bien, pero de todas formas me gusta.

Estoy feliz porque hace mucho que no soñaba.
Creo que mi cerebro despertó.

miércoles, 3 de septiembre de 2014



Tiny splinters are in your soul and they remain there.
Darkest lite in the deepest hole, you’ll sit and pray there~

lunes, 1 de septiembre de 2014


Hace mucho que no escribo nada por acá, les juro que a veces digo "¿Por qué no me pasa nada interesante así lo pongo en mi blog?" Admiro demasiado a algunos Bloggers que sigo... los cuales simplemente cuentan cosas interesantes, así de la nada. Bueno, eso a mi no me sale. Lo siento.
No sé si es algo interesante en realidad pero es algo que me pasó y sé que a más se uno le pasó y también la sufrió.
Era un martes después de la Facultad, lamentablemente ese día había olvidado mis auriculares así que dije bueno... ¡Algo positivo tiene que haber en todo esto! Me dediqué a escuchar los sonidos de la calle, aunque no duré mucho sinceramente... la cuidad es un asco. Así que sin querer escuché toda una secuencia épica, parte de un nuevo capítulo de "Las aventuras de Nicole en el bondi":
Al fondo de todo viajaba una agradable señora, de pronto sube un señor y le pregunta no sé que cosa sobre el recorriendo del colectivo y la señora responde atentamente, pero... no sólo eso, lo que el pobre señor no sabía era que por eso, liberó al mismísimo Kraken (O algo peor) Ya que la señora empezó a hablar de forma constante, claramente estaba con el típico caso de "le das la mano y te agarra el codo" Bueno, la cosa es que la mujer no paraba de hablar y lo más sorprendente es que pasaba por absolutamente todos los temas, no sé como hacía pero incluyó desde lo loco que estaba al clima hasta que el hijo se sacó una buena nota en matemática entonces le compró la entrada para no sé que partido y como no podía ir solo le compró al hermano mayor y fueron juntos. Bueno, a todo esto... la mujer ya resultaba insoportable para todos; el señor con el que estaba hablando bajó... (Para mi se bajó para  no aguantarla más) pero bueno pero me sentí bien porque la mujer no se callaba más y por fin mis oídos iban a tener un momento de paz; pero para mi sorpresa la mujer se esmeró en buscar otra víctima y se puso a hablar con una mujer que estaba viajando ¡No paraba! Era como si tuviera merca en la lengua, no sé que onda. Claramente, a esa pobre mujer no le daban bola en la casa porque ¿De verdad tantas cosas tiene para contarle a un completo extraño? Pero bueno, en fin creo puedo asegurar que  fueron uno de los peores 50 minutos de mi vida. (A todo esto, me estaba meando). Faltaba un bebé llorando, o alguno con la cumbia de mierda a todo volumen y ya estábamos hechos; la fórmula para la destrucción humana.
Bueno, dije que no era tan interesante. Pero la cosa es que nunca escuché a alguien TAN manija al respecto ¡No paraba! Era increíble, contaba absolutamente todo, ahora sé un poquito de la vida de una persona que seguro (Espero) Nunca voy  a volver a ver.

martes, 15 de julio de 2014



Hoy estoy acá para comentar que murió nuestro querido gato colorado Pepe, después de más de 20 años de vida por fin pudo descansar en paz; esa bolita de pelos molesta con quien se podía entonar una conversación tranquilamente, aquel que no se aceptaba en la casa y que mi viejo lo corría siempre, logró con mimos y perseverancia que todos le tomáramos cariño y así ganarse un merecido lugar en nuestro hogar.
Esto sucedió hace unas semanas, no lo había escrito antes porque no encontraba el momento y esperaba que aparezca el indicado así podía inspirarme bien. Ese momento llegó hoy a la madrugada.
Pepe murió de viejito, claro está. Lamentable no lo pudimos enterrar como corresponde ya que falleció en un lugar escondido de mi techo y no puedo llegar con facilidad pero era obvio... su corazón seguía siendo de la calle, bien o mal creció ahí.
¿Cómo supe con seguridad que era el momento indicado? Ayer soñé con él, y mejor señal que esa no pude encontrar.
Fue bastante extraño porque por un momento parecía demasiado real. En mi sueño, mi casa tenía el techo más bajo y tenía una caída más pronunciada, entonces yo con sólo estirarme un poco podía ver lo que había sobre él; y ahí estaba Pepe, cuando lo veo con más detenimiento me doy cuenta que en realidad el cuerpo se movía y cuando menos lo espero él ya estaba de pie y maullando con ese sonido característico que tenía. No sólo estaba vivo e intacto, sino que hasta soñé la reacción de mi vieja diciéndome que no lo deje entrar a la casa porque había estado en descomposición y estaba sucio, por mi parte le insistía en que el cuerpo estaba en perfecto estado ¡Y en verdad lo estaba!
Me desperté algo rara, sentía algo así como felicidad, pero no pude decidirme... Siempre dijimos que Pepe era inmortal, ya que tenía más de 18 años y aún seguía como cualquier cachorro y eso a pesar de haber tenido más de la mitad de su vida en la calle con mala alimentación y maltratos, era increíble que haya durando tanto tiempo. De alguna forma, sentí como si él seguía siendo inmortal en mi corazón. Y así será, es imposible olvidar a un gato que te saludaba en las mañanas, o que se molestaba cuando prendías la luz y él estaba durmiendo.

Adiós colorado, te voy a extrañar por más que a veces me daban ganas de matarte.


viernes, 11 de julio de 2014


Después de meses de sufrimiento puedo dar el feliz comunicado de que terminé oficialmente mi cuatrimestre. Lamentablemente no tengo el honor de decir que las aprobé todas. De seis que me anoté, una quedó en el camino; lo que más me duele es que creo que si le hubiera puesto un poco más de esfuerzo, hubiera podido hacerlo. Pero bueno, ya está, será el cuatrimestre que viene.
Lo importante acá es que puedo dormir hasta tarde y por fin tengo las mañanas libres, por lo menos hasta nuevo aviso.
Bueno, soy como todos, a cada logro, una recompensa: Como se nota que la temperatura baja día a día, me dí cuenta que necesito abrigo, así que fui a comprar algún sweater. No sé como pasó, pero volví con tres, dos polleras, con los bolsillos llorando pero con una sonrisa en el rostro. (Aunque no del todo porque no compré el sweater de gatitos, sí, y aún sigo lamentándome por él).
Pero después de todo eso me di cuenta lo que realmente soy. ¡Soy la reina de las polleras de cuero! Compré otra más. Si bien son todas ligeramente similares, siempre les encuentro alguna diferencia y hacen que las ame. Que se yo, todos tenemos nuestra debilidad, la mía son claramente las polleras, que vienen de la mano con otra debilidad: los vestidos y las medias, claramente.
En fin. Puedo anunciar oficialmente el comienzo de mis vacaciones Universitarias, con abrigo y polleras nuevas. No me arrepiento de nada.
Ah, y también compré boludeces para arreglar y decorar ropa y calzado. Ya van a ver como van a quedar mis borcegos  y qué lindos moños voy a hacer. (Sí, cuando tengo tiempo libre me sale el Utilísima de adentro).

¡Casi me olvido! Les presento a mi nuevo Blog de Fotografía Analógica.




martes, 24 de junio de 2014

Hay gente que se me queja porque no cuento las partes divertidas de mi vida. Lo que no todos entienden es que las partes divertidas de mi vida son muy cortas o demasiado extensas para contar o realmente no tienen mucho sentido así que a nadie le importa y bueno, me las guardo para mí.
Esto que voy a decir no es una parte divertida, pero sí una parte interesante y bastante feliz; posiblemente muy pocos lo entiendan.
Tengo una nueva adicción, en realidad una que hace tiempo estaba pero hoy en día tengo el sustento económico y la suficiente curiosidad para llevarlo a cabo. ¿De qué hablo? Fotografía analógica.
Si empiezo a hablar de lo que más me gusta de ello, podría hablar por horas como toda una intelectual del asunto, que obviamente no soy.
Fotografía analógica es fotografía pura, nada de guardar una imagen en una tarjeta o en algún diapositivo, nada de ver lo que querés y si no, volver a internar en el mismo momento, ésta va más allá,  pasa a través del tiempo y atraviesa generaciones, eso es lo que más me gusta. Que es puro proceso químico, pura luz, y que en fin sólo disponemos de ella para dibujar, ya que la fotografía estenopeica nos enseñó que la cámara no es todo.
Otra de las cosas que más me gusta es la incertidumbre de lo que realmente lograste con la cámara. A la hora de revelar, cuando me devuelven un rollo y las fotos ampliadas, veo la cantidad de fotos que generalmente son 36, y me doy cuenta que de muchas me había olvidado y más de una vez me llevo una sorpresa, quién diría que esa foto iba a quedar tan bien; pero bueno, todo no es color de rosa; muchas veces hay desilusiones, y esas son las que más duelen. Pero también es un golpe que sirve, de los errores se aprende.
Pero de lo que no hay duda es que la analogía capta una atmósfera que el digital nunca va a poder lograr, por más edición, retoques, efectos o lo que se le quiera agregar nunca va a esos colores insospechables, esa textura, esa iluminación ni mucho menos el tono o la calidad que una de rollito puede lograr.
Por último, y no menos importante (Es más, es una de las cosas que más me gusta)... es que siento que la puedo llevar a cualquier lado sin preocuparme mucho por lo que le pueda pasar. Obviamente, tengo mis joyitas que no las llevo a cualquier lado porque me puedo llegar a morir... pero si vamos al caso, serán $2000 como mucho y no $11000 de lo puede salir una digital réflex. Mismo si se quiere llevar una compacta; hay una gran diferencia entre mi compacta analógica de $70 y mi compacta digital de $1300. Sumando que nadie se va a robar una cámara analógica de los 90. Así que a esa pequeña la llevo siempre conmigo, porque a lo largo de mi vida me cansé de perderme imágenes. Soy de esas que no les basta con guardarlas en la cabeza.

Todo esto viene porque conseguí muchas cosas nuevas para mis analógicas, como un teleobjetivo para mi Pentax K1000 y la nueva de la familia que es una Ricoh KR5 que enrealidad tiene que ir al taller por una pequeña falla. Ah ¡Y flashes! Eso es algo nuevo, a ver como me va con ellos.

lunes, 16 de junio de 2014


La noche que que Kendi llamó diciendo que iba a morir no pude sentir otra cosa que no sea frío en todo el cuerpo y un nudo en la garganta. No podía dormir y pensamientos horribles pasaban por mi cabeza. Ver a mi mamá llorar me rompía aún más el corazón. No podía estar tranquila conmigo misma, así que acompañé a mi mamá a pasar la noche en el hospital con ella.
Kendi sentía la muerte cerca, ella misma lo dijo, por eso no quería estar sola. Una parte de su ser quería curarse y ser lo que era antes de que todo esto la tirara tan abajo; pero su ser consciente sabía lo que estaba pasando y lo sufría día a día. Su cuerpo le había fallado por completo, pero su cerebro no. Y eso era lo más dañino, cada día pensaba en su hijo que iba a quedar solo, en su familia, en sus afectos, pero era inevitable...cada día le costaba más respirar, decía que le dolía cada rincón de su cuerpo y eso la estaba haciendo sufrir, a ella y a nosotros. Cuando la vi por primera vez en la camilla del Hospital no aguanté mucho sin estallar en lágrimas ¿Cómo se ve a una persona que solía tener tanta energía de esa forma? La miraba y para mí, no era ella. Traté de calmarme, ella odiaba verme llorar.
¿Quién es Kendi? Era la mejor amiga de mi mamá, mi tía de mentiras, me decía; otra guerrera que lamentablemente después de muchas batallas, no pudo contra el cáncer. Una guerrera que movió mar y tierra para poder estar bien, para poder caminar, para poder pasar el cumpleaños de mi mamá con nosotros, pero aún así no pudo contra esa enfermedad que ya tantas vidas se llevó.
La noche que murió hubo paz en mi casa, fue horrible, ninguno de nosotros podía hablar. Esa paz no fue fácil lograr, cada vez que sonaba el teléfono era un momento decisivo y cada vez que su salud empeoraba así lo hacían nuestros nervios.
Nuestro único consuelo, es que ella sólo pedía descansar bien de una vez, quería dormir por días, ya que a su habitación no paraban de entrar enfermeras, médicos a hacerle análisis a toda hora y el ruido del respirador y las sondas tampoco era de gran ayuda. Al no poder dormir, se sentía más incómoda, de mal humor y ya los sedantes ya no le estaban haciendo efecto. Su última semana fue dura para todos.
Ahora sé que está en un lugar mejor sin duda, siendo feliz como tanto lo merece y también sé que tuvo su merecido descanso. Estoy tranquila porque sé que se fue desahogada, dijo todo lo que tenía que decir, perdonó a todos los que tenía que perdonar y sólo pidió que cuidáramos a su hijo, y eso lo tiene más que cumplido.
Aunque aún me cueste creer que no la voy a volver a ver más de fiesta en Año nuevo, o que no voy a volver a comer sus alfajores de maizena, la voy a recordar por todo lo que fue y con esa alegría que siempre transmitió a todos los que la rodeaban.
En paz descanse

domingo, 8 de junio de 2014





I watch the children pray, while God just turns away. 


Hoy es un nuevo episodio de la vida de mierda de Nicole.
Perdón por ser pesimista al respecto, pero es la realidad y no me nace contar lo bien que va mi vida cuando en realidad no es así. Jamás fui una buena mentirosa y eso de fingir algo, me suele durar no más de una semana.
El tema es que estoy en esas épocas donde prácticamente todo sale mal. O sea, todos tenemos nuestros altibajos siempre, pero... ¡No es frecuente que en todos los aspectos de nuestras vidas fallemos!
Hacía varios meses que venía con abstinencia artística, digamos que  mis últimos trabajos no fueron los mejores de mi vida y más bien fueron una cagada y me humillan bastante. Me hunden el acorazado artístico. Sumando a eso, en la Universidad la verdad que me está yendo bastante mal, bastante reprobada diría yo; aunque en realidad no estoy desaprobada, sino "No promocionada" y por más nerd que suene, no estoy acostumbrada a eso.
Todo desemboca a una misma situación en que todo me sale mal, así que me canso de intentar, cosa que no debería ya lo sé, pero está el ancla interna que siempre me quiere hundir un poco más.
Lo que más odio de esta situación es que cuando todo empieza a salir mal, se me activa una parte de mi cerebro que se llama "Hagamos tu vida más miserable" y me empiezan a ocurrir una serie de cosas, tales como la hinchazón y dolor repentino en un dedo, o celos e inseguridades con respecto a mi vida amorosa, sumando a que ahora parece que sufro de acidez gástrica.
Es como un terrorista interior que tengo, no sé que carajo pasa.

Lo que sí puedo rescatar y estoy muy contenta es que tengo al alcohol (Que me hace más obesa de que ya soy) No mentira, el alcohol no es total felicidad en mi vida, creo. Pero bueno, lo que puedo rescatar es que hace poco tuve el recital de Týr y Korpiklaani y fue uno de los mejores de mi vida, no por ellos solamente, sino porque lo compartí con gente que adoro y con gente nueva; entre todos nos olvidamos de nuestros dramas y la pasamos más que bien (Y yo que estaba sin ganas de ir, si bien ya tenía la entrada).

PD: El que dice que Argentina no tiene el mejor público es un puto.

Sin más cosas que decir, me retiro.
Uniré fuerzas para que las cosas mejoren.

sábado, 3 de mayo de 2014

Hola, lo primero que quiero decir es que me siento un Ave Fénix.
Podría ir por todas las ramas metafóricas que eso dicho concierne, pero la verdad es que no hay muchas vueltas. Como sabrán, a principio de cuatrimestre me anoté en más materias de la que podía afrontar con mi intelecto y/o físico; constantemente estaba en duda de si iba a poder con todo.
Aparentemente no, porque cada día de mi vida era una agonía y no me daba cuenta, pero era una pirámide de responsabilidades donde el sueño era siempre el que quedaba de más, hacía que mis días se basaban en no dormir con una sobredosis de delicioso y dañino café.
En fin, la semana de parciales fue peor que un fin de semana en Mordor. Despertaba y ya me estaba lamentando por el día que me esperaba, y mi única motivación era llegar a casa de nuevo para poder dormir (Pocas horas, por cierto ya que no llegaba con los trabajos tampoco).
A todo esto, mi querida madre estaba empecinada a no hacer comida rica en casa, así que literalmente pasé tres días cenando queso con pan árabe y milanesas de soja. Perdón, igual es mi culpa, yo no cocino ni arroz; no es que no pueda sino que nunca tengo ganas de cocinar.
Bueno, en realidad, lo importante es que esa semana ya pasó y ya tengo los resultados de los exámenes que la verdad... me fue un poco mejor de lo que esperaba. De los tres que tuve, promocioné dos de ellos; y el que no promocioné por lo menos está aprobado y de todas formas no está todo perdido; aún quedan trabajos prácticos con los que puedo subir la nota para no ir a Final (Que por cierto, es de Sonido y es lo último que quiero hacer).
Pero en general, que me haya ido mejor de lo esperado en dos de tres me parece un gran logro para mi vida. Significa que aún hay esperanza de que no todo esté perdido y sí pueda con todo.
Sumando que suelo ser una persona muy negativa en casi todos los aspectos de mi vida. Y ver que sí lo pude hacer es algo... casi mágico.

jueves, 24 de abril de 2014




Holes burn deep in your chest,
raked by machine gun fire.
screaming skull sent out to die,
Living mandatory suicide.



Hello everybody and welcome back to Zombie Eaters!

No mentira, no voy a hacer todo el post en inglés porque el nivel de complejidad que hay en esto es imposible de traducir. (Pffff).
Hoy estoy acá con una buena noticia, de esas que hace mucho no contaba; y no es porque no quería contarlas sólo porque quiero que crean que mi vida es miserable, es porque sinceramente no ocurría nada bueno.
Es algo muy básico y yo no tuve que hacer mucho (Lo que es mejor). En realidad no hice nada, la noticia fue 100% acto del profesor de Montaje.
La cosa fue así, estaba en clase, como persona responsable que soy y de pronto el profesor empieza a dar las fechas de entregas de trabajos y parciales. La verdad es que teníamos todas las semanas alguna entrega o... no sé, una rotura de culo todos los miércoles... y dice: "El miércoles 21 de Mayo es el final". Mi expresión en ese momento fue como si me hubieran tirando limón en los ojos después de haberlos cortado. Era ardor puro que conectaba directo al cerebro. ¿Por qué? Es un día después de Amon Amarth. Por ende se me cagaban todos los planes de hacerme mierda, quedar rota, beber mucho y faltar a la Universidad y a todas las actividades previstas de ese día.
Al rato, el profesor dice que ese día vamos a estar en otra aula y que no se podía dar el parcial ese día, así que lo pasaba para la semana que viene. Así, corta.



¿Tan genial podía ser esa noticia?



En ese momento, me dieron unas horribles ganas de agarrar mi hacha de bolsillo y matar a todos en el nombre de Johan Hegg, principalmente a ese grupo de gente de mierda que no deja de hablar.
O sea, hace ratos que tenía ganas de asesinarlos ¡Muchas más después de semejante noticia! Pero que se yo, no tenía mi hacha de bolsillo justo ese día.

Bueno, sin más vueltas esa fue la buena noticia. Para que vean con qué poco me conformo y cómo una buena noticia boluda puede cambiarme la vida. Soy así, suelo ser feliz con muy poco.
A menos que sea calzado, ahí no soy feliz a menos que tenga mis borcegos de $2500. Que por cierto tengo pensado comprar. En algún momento, cuando tenga delirios de borcegos... o depresión.

lunes, 21 de abril de 2014


Hola queridos lectores del espacio real, les habla Nicole.
Hoy es un día especial en mi vida, o algo así. Lunes 21 de Abril, primer falta en la Universidad. La verdad que no me gusta hacerlo, pero hoy era necesario porque ayer me fue casi imposible dormir mis preciadas horas, si bien tengo que admitir que me acosté tarde sólo voy a decir el parecido entre el Arca de Noé y mi cama eran puras coincidencias.
Hablando de Noé, hoy tengo que dar la bienvenida a una nueva categoría en este blog y se llama "La filmoteca de Nicole" (Tendría que pensarle un nombre mejor, pero por el momento fue el mejor que se me ocurrió, lo siento. Si alguien tiene una mejor idea, me dice). 
Ayer una de las razones por las cuales me quedé despierta, fue porque no tuve mejor idea que ver una de las bellas películas antiguas o bizarras que tanto me gustan. 

Aclaración: Si no les gustan las películas viejas, birazzas, gore, clase B, rebuscadas, con malos efectos, incoherentes, o simplemente... "malas". Esta película, no les va a gustar.

¿De qué hablo? The Wizard of Gore. 
(1970)

No les voy a mentir, en un principio la agregué a la lista pensando que era un estilo Troma Movies más, pero la verdad que me sorprendió más de la cuenta. En ningún momento tuve que haber subestimado al señor Herschell Lewis que tantas alegrías ensangrentadas me dio.

 ¿Por qué me gusta tanto?

Porque tiene casi todo lo que amo. Magia, sangre, misterios, enigmas, pero sobre todas las cosas: Ese toque que te deja pensado todo el día después de haber terminado la película. "Mindfuck" mejor resumido, imposible. Insisto... hay que despegarse del impacto visual que da desde un principio que la mayoría de nosotros no está acostumbrado (Película gore de los 70, entiendan). Hay que familiarizarse con las sobre-actuaciones de nuestro querido Montag, que sinceramente, ese tipo de sobre-actuación sólo se lo apruebo a el tío Price.
Otra buena noticia es que la pueden conseguir fácilmente, ya que está en Youtube. Con los peores subtítulos que vi en mi vida y por razones obvias recomiendo sacar.
Espero que haya algún Clase B por acá así me entiende.
 ¡Si la ven, quiero ver las opiniones! Quizás soy yo la que se sorprende fácilmente.

Pero la verdad, me gustó bastante y puedo decir que no es una película bizarra más. 

(Ahora que releo bien lo escrito, soy la peor persona a la hora de convencer a otros de que vean algo porque realmente está bueno, perdón, no me sale hacer nada bien. Ustedes mírenla o cágense).

miércoles, 9 de abril de 2014

Violence makes violence.
Ya sé que siempre digo lo mismo, sí. Pido perdón antes de empezar a hablar pero es para que ya estén preparados: No me gusta hablar de política ni de Sociedad "demasiado"actual o de Noticias importantes recientes a menos que sean graciosas ¿Por qué no? Porque odio discutir con la gente, porque yo tengo razón y ustedes son todos unos soquetes. (No mentira, no soy así de cerrada) Pero una parte tiene razón, no me gustan las largas discusiones de opiniones, pues no se llega nunca a un acuerdo y las relaciones quedan con un gustito un poco amargo en el mayor de los casos.
Bueno, hoy es otra excepción a la lista,  y es algo que me viene haciendo ruido desde ya hace varios días. Me hace ruido porque aún no me decido si estoy a favor, o en contra. Ruido. Este controversial tema es el de los linchamientos o como a algunos les gusta decir "palizas a malvivientes". Acá viene la situación; si bien una parte de mi dice que está bien, que lo merecen, que hay que demostrar que el pueblo es fuerte, que no se deja, que hay que hacer justicia por mano propia, que hay que hacernos notar... la otra se remite a una excelente frase de A Clockwork Orange y es "Violence makes violence". Ese es el ruido pequeñito pequeñito que escucho a diario en mi cabeza, si bien dan ganas de hacerlo... a ver, no lo voy a negar, cagar a palos a aquellos que nos robaron el celular, que nos robaron el auto, que hirieron a un cercano o lo que fuere... ¿Es realmente la forma de imponer "Justicia por mano propia"? ¿Comportarse como ellos lo hacen? ¿Con más violencia? ¿Con más muertes? ¿Y si nos equivocamos de persona, si ese no era el ladrón, y si era un inocente como nosotros? ¿Devolver con lo mismo, otra vez?
Sinceramente no sé a dónde queremos llegar con esto y me sorprende lo mucho, lo enfermo, lo feliz que alguien se puede poner con la muerte de otra persona. Insisto, por más que lo merezca.
Socialmente aún no nos damos cuenta de cómo funcionan las cosas, o quizás sí, pero no de como no funcionan las mismas.
Es sólo una opinión.
Cambio y fuera.

An eye for an eye will leave everyone blind.

martes, 8 de abril de 2014



¡Volví, en forma de fichas!

Ah, perdón por siempre decir lo mismo al comienzo de mis posts, pero sinceramente no tengo otra cosa que decir, y siento que empezar con un "Hola lectores" es muy diario íntimo público. Si bien a veces parece eso, no es la idea. En realidad ni hay idea, bueno... no importa.
Lo que sí importa es que por fin, después de unos meses que vengo rompiendo las bolas, me teñí de rosa. Sí, así sin vueltas. Sinceramente... no estaba 100% segura de lo que estaba haciendo simplemente fue un "ya fue todo" y bueno así quedé. Cuando vi que estaba rubia me di cuenta que estaba bastante jodida y mucho peor fue cuando me secaron el pelo y vi cómo había quedado. Lo más gracioso es que la gente me dice "¿Cómo hiciste para que te quedara así de bien?" Y yo no sé que decir... "¡No quería que quedara así de bien! Nunca queda bien, jamás queda como dice la caja ¿Por qué a mi sí?" Y eso es básicamente el problema... el pelo me quedo "demasiado" bien, mucho más de lo que esperaba y realmente lo que esperaba era que no quedara tan luminoso así se veía un color más apagado, pero no... soy como un rabanito radioactivo.
Las opiniones al respecto fueron muy variadas, pero no me sorprendieron para nada. Por un lado mi familia, en realidad mi vieja fue la única que me vio... dijo básicamente que era una villera, que me iban a linchar por cabeza y que ya estaba grande para hacer estas boludeces; eso fue el primer día, a la mañana siguiente mejoró diciendo que parecía una caricatura, así que creo que me quiere un poco más.
Por otro lado, mis amigos en general me dijeron que me queda bien, lo cual es obvio porque siempre dicen las cosas lindas, bueno... la mayoría... tengo que interrogar a los más sinceros aunque... creo sentirme bastante cómoda con el pelo así que no quiero escuchar críticas negativas (No soy tan masoquista. Odio que me la bajen cuando estoy feliz). Por último, y menos importante, la gente en la calle; lo que más escuché fue "colorada" No sé quién carajo les enseñó los colores a esos hombres, pero bueno, se ve que es a lo máximo que llegan sus cerebros.
En fin. Me di cuenta que soy demasiado impulsiva y al mismo tiempo no, es muy raro.
Ahora voy por mi segunda meta, bajar de peso y comprarme esa remera con gatitos; que lo único que me lo impide es mi orgullo.

viernes, 28 de marzo de 2014



Como sabrán o no, la semana pasada fue una mierda para mí (Para variar). Así que el fin de semana traté de hacer todo lo posible para olvidarme y qué mejor que ir al recital de Arctica. No viene al caso, pero quería mencionarlo.
En fin, esta semana no empezó para nada mal, simplemente que quedé medio rota del fin de semana y el lunes de feriado no me fue suficiente así que el martes de Universidad fue bastante duro. La noche anterior me había acostado tarde y mis ganas de despertar por la mañana eran casi nulas, pero bien o mal lo hice porque no quería volver a tomar la mala costumbre de faltar seguido a clases. Mi falta de sueño, cansancio y poco café culminaron en algo casi obvio: "Odio a los humanos" Principalmente a aquellos que viajan en un colectivo conmigo por las mañanas. Otro de los efectos que tuvo sobre mí fue el notable aumento de mis sentidos.
Tan fue así, que hice una lista de las cosas que odié ese día. No fueron muchas, pero las suficientes para hacerme viajar con notable mal estar.

1) Había una señora enferma. Pobre señora, ojalá se mejore; pero sólo voy a decir que si está leyendo esto quiero que sepa que la próxima vez que tenga una tos propia de una Tuberculosis, se quede en su casa o se tome otro colectivo porque cada vez que respiraba sentía como sus gérmenes se me metían por las nariz. No fue lindo, no señor.

2) Ya que hablo de la señora con Tuberculosis, tengo que hablar de los forros que no abren las ventanas. ¡No estamos en invierno, no hace frío! ¡Qué mejor que un poco de aire fresco por la mañana para que se vayan los gérmenes de todos?
(No sólo los gérmenes, sino el olor a persona. Olor a muchas personas. Encerradas. En un vehículo público).

3) Una señora se la pasó hablando por celular todo el viaje. Bastante fuerte y encima en Guaraní. Así que posiblemente nos estaba maldiciendo a todos y nosotros ahí parados sin poder golpearla por una buena razón.

4) Esto es bastante común y seguramente le pasó a la mayoría. Bueno, como sabrán viajar no es tan barato y se pueden ir $10 diarios o más fácilmente, así que por lo menos yo recurro a la mentira:

- $3.00
- ¿Hasta dónde vas?
- $4.00

Bueno, generalmente pasa porque los conductores me conocen; es obvio. Me tomo el mismo todos los días y casi siempre a la misma hora.

5) Este es un clásico de la gente joven que viaja en colectivo. Es el conocido por todos: Bebé que llora, y también voy a agregar otra categoría que es Niño en edad de aprendizaje.
Ambos horriblemente insoportables. Los bebés llorando sin parar, la madre que no hace absolutamente nada para calmarlo y todo un colectivo queriendo bajar o ponerle una manzana en la boca cual puerquito de navidad.
Los niños, por otro lado... entienden pero no les importa. No le hacen caso a la madre y con frecuencia hacen preguntas sin parar, tales como "¿A donde vamos, ma? ¿Falta mucho? Mami, me quiero sentar (NO niñito, nadie te va a dar el lugar porque tenes 8 años y más energía que cualquiera) Má ¿Para qué sirve el botón ese?" Entre otras. También es molesto cuando empiezan a hablarle a uno, en esos casos es fácil... recomiendo mirar al niño con odio profundo hasta que la madre se da cuenta y le dije "dejá de molestar a la chica". Me pasó una vez, un niñito no paraba de interrogarme a qué estaba jugando con la DS.

En fin.

Esos fueron los más importantes de la semana. Si bien hay más (MUCHOS más) Por ahora sólo hablo de esos. Sinceramente no tengo ganas de hacer un post largo porque sé que cuando ven mucho texto nadie lee. (Bueno, es lo que me pasa a mí a veces). Además, si sigo... me tengo que meter en la gran categoría "SEÑORAS" Si bien mencioné un par, habría que dedicarle un post especial a ellas: Señoras, odian todo e incluso a ti.

lunes, 17 de marzo de 2014



Hace ratos venía diciendo que mi vida no estaba siendo copada y cada semana parecía empeorar el asunto.
No sé si está en el plan de algún dios hacerme sentir como la mierda o si sólo es el destino que me quiere jugar una mala pasada; pero la idea es que salgo de un bajón y me meto en otro quizás peor, es como un ciclo casi programado con único fin es hundirme ¿Alguien quiere que me suicide o algo? Yo me imagino que hay reuniones de consorcio para cagarse de risa de mi. Debo de ser divertida. 

 Yo me los imagino:

-Muchachos, vamos a darle un poco de problemas de pareja, o mejor de salud y que se haga la cabeza con absolutamente todo.
- ¡Mejor laborales así se siente para la mierda con ella misma y se da cuenta que no puede hacer nada bien y que no está progresando en su vida!
- Que nadie se olvide de sacarle el tiempo para llevar a cabo las cosas...
- ¡¿Alguien puede pensar en hacerla más gorda y que se odie aún más y esta vez hasta por fuera!?
-  Yo voto para que se le infecte el piercing.
- No discutamos más. Vamos a hacerle todo junto y veamos cuánto tarda en ir a llorar a un baño público.

Bueno.
Básicamente así fue mi semana. Así en ese orden y todo. Así que como verán todos los aspectos de mi vida están bastante cagados sacando el ámbito Universitario y sinceramente no quiero quemar nada así que no voy a seguir hablando de las cosas que me salen bien mi vida.
Por ahora simplemente quiero dormir. Despertarme, y que no haya pasado nada, que todos mis males se hayan ido y que nadie recuerde lo fracasada que soy.

No estoy en mis mejores días, como podrán ver y posiblemente me vean más negativa de lo normal. Son de esos días que veo el bajo medio vacío siempre así que no se sorprendan mucho.

Y si alguien está leyendo esto, quiero que sepa que lo escribí con mucho odio y con ganas de irme a la mierda y no volver nunca más. No tengo plata, porque sino estaría arriba del primer avión a donde sea pero lejos

sábado, 15 de marzo de 2014



~Frozen memories laughing, they don't let me find the truth. Am I born to be a Queen? Or a jester of the fools?

viernes, 14 de marzo de 2014


 

Hacía ya mucho tiempo que no disfrutaba un viernes. Hacía dos meses o más que mis días eran prácticamente perfectos y mi cuerpo se había acostumbrado a vivir la vida fácil acostarme tarde, despertarme tarde, comer y desayunar al mismo, tomar licuados de banana, entre otras cosas.
 Todo cambió cuando la nación de las responsabilidades y la Universidad atacó. Si leyeron el post anterior, hablé de los errores de mi vida y uno de ellos... es que no aprendo de ellos. También mencioné que me había anotado en muchas materias sabiendo bien lo horrible que es y obviando el detalle que no tengo tiempo para dar abasto a todas. Pero que, como soy bastante cabeza dura conmigo misma, lo hice de todas formas.
Tengo que admitir, que hoy Viernes 14 de Marzo ya me estoy arrepintiendo de dicha decisión, ya que la primer semana de cursada me dejó algo agotada y con bastante cosas que hacer. (No quiero ni pensar cuando llegue la época de parciales y Finales prácticos, ahí voy a morir de nuevo). Lo bueno es que si muero y logro renacer me voy a sentir realizada conmigo misma y esa es precisamente la meta de esta primer mitad del año.
En fin ¿Cómo fue mi primer día de regreso? Nada nuevo, por suerte curso con la misma gente genial de siempre (Y con los no geniales que odio y me caen mal, también) Pero bueno, todos necesitamos alguien de quién burlarnos ¿No? Y eso que dieron bastante de qué burlarse... (No mentira, no soy tan mala, pero hay gente que lo merece un poco no más). Lo que sí noté fue que esta vez hay muchas más personas, lo cual me parece perfecto porque significa que la Universidad está creciendo. Las materias por el momento parecen todas hermosas e interesantes, y por cierto lo son, pero lo que tienen de interesantes lo tienen de jodidas así que este cuatrimestre me las voy a a ver un poco negras. No importa, yo puedo con esto. (O moriré intentando).
 Además, esta semana fue un poco caótica, y con un poco de crisis, para variar pero me arriesgo a decir que está mejorando de poco y que "ya pasó" quizás la semana que viene empeora y se va todo a la mierda, pero esperemos que no; así voy a aprovechar el fin de semana para despejarme, para estudiar lo que tengo que estudiar y alejarme de los problemas por un momento básicamente eterno.
Por otro lado, viene el frío y eso me hace la mujer más feliz del universo. Tengo en mente una idea para una sesión y necesito que se lleve a cabo, está basada en una frase de Cain's Offering que siempre amé, y pronto verán los resultados (Espero). Estoy feliz, quizás es algo bastante simple pero hace ratos que no me inspiraba de esa manera. Bueno, lo cierto es que no suelo abrirme cuando estoy "bien". Todo es un arma de doble filo en mi vida, pero la realidad es que no funciono si no es con presión, miedo, dolor o simplemente tratar de superarme a mí misma o a la gente que no suele confiar en mí. No sé si es lo más sano para mi salud mental, pero es así como funciono, lo lamento.
Próximamente, verán mis colapsos emocionales respecto a la Universidad y sepan entender que tengo mis razones.

Una cosa más, me fui dando cuenta de a poco, que hay una serie de personas que lee frecuentemente mi blog y quiero que sepan que me hacen una niñita muy feliz. No porque quiera ser popular, o que este blog sea conocido ni nada por el estilo, sino porque me hacen creer que sé "escribir", o bueno, que por lo menos soy entretenida. Gracias, en serio 

domingo, 2 de marzo de 2014

Ahora que entro, veo que tengo un nuevo seguidor acá. (Bienvenido, y gracias por quererme sabiendo que nada de lo que está acá tiene sentido). Es algo que sinceramente no puedo creer porque hacía años que me había estancado en 60 seguidores. Que por cierto, jamás supe como pude alcanzar ese número de personas. Hoy en día tengo 62.
Eso era un comentario que quería hacer antes de que me olvidara. La noticia real acá es que hace unos días se abrieron las inscripciones de la Universidad. (Un día atrasado y estábamos todos colapsando).
Como sabrán, no soy una persona que piensa demasiado las cosas, nunca. Y tampoco soy de esas que aprenden de sus errores, o si bien aprendo... no me arrepiento y nos volvería a cometer una y otra vez. (Dependiendo de qué errores, obviamente. Tan idiota juro no ser). Por ejemplo, el año pasado, moría cada día porque me había anotado en demasiadas materias y con el trabajo, mi alma se desvanecía cada día. Pero cuando terminé todas las materias no podía sentirme mejor conmigo misma, saber que por más de que mi cuerpo, mi mente y todo esta agotado... pude hacerlo, no suelo sentirme así de bien muy seguido así que básicamente... acabo de hacer lo mismo.
A la mayoría de las personas que les conté lo que hice, me cagaron a pedos o me dijeron que estaba loca por tomar dicha decisión, salvo mi vieja que tiene una madre japonesa en su interior y le gusta verme sufrir como condenada.
EN FIN, voy a morir de a poco y lo verán reflejado en este blog, van a saber apreciar todos los problemas mentales que esto me va a traer de a poco. Pero por suerte, y en mi defensa, puedo decir que me anoté en materias que sé que voy a amar. O por lo menos eso parece. Seguramente a mitad de año tenga ganas de matar a todos, o suicidarme, pero no importa. Sé que no lo voy a hacer porque me sentiría muy mal ver que Leandro se aburre sin mi presencia.

miércoles, 19 de febrero de 2014




Como sé que me extrañaban, Volví... ¡En forma de fichas!

No mentira, en realidad regreso en forma de "blogger de mala calidad". Aún no entiendo como hay gente que puede ser tan buena escribiendo y yo... que cuento lo horrible que es mi vida no tengo éxito. Bueno, por algo será. 
En fin, esta semana la verdad que fue algo bajonera, con sin y a la vez mucho que contar. No tengo ganas de hablar al respecto ahora, pero básicamente fue una mierda en casi todos los sentidos de mi vida. El único lado que se sintió beneficiado fue el de los juegos y el vicio, ya que me compré una Nintendo DS Lite, algo que esperaba hace ya ratos y de una vez por todas consigo. Y más feliz me hace tener la Lite, porque es la que acepta juegos de Game Boy Advance, me hace sentir muy bien volver a recordar cosas de cuando era más niñita. No saben lo lindo que es ir al trabajo con eso, las horas pasan un poco más lento y por lo menos tengo algo en qué pensar que no sea qué cosa puedo comprar por Mercadolibre. Además, si bien la gente no sabe lo que estoy haciendo, debe de ser gracioso pasar y ver a la vendedora gritándole a la consola. Pero lo que no saben es que ¡El personaje me escucha! ¡Escucha mis gritos! ¡Literalmente! ¡Si soplo la pantalla, las velas se apagan! Dios, me siento una anciana, pero entiendan que mis viejos nunca me quisieron comprar una consola así cuando era chica, tuve que esperar a tener 20 años para poder pagarla yo con el sudor de mi frente (Literalmente hablando, no saben el calor que hace en J&N). 
En fin, ahora paso mis días así. Y eso que no empecé la Universidad, porque creo que mis viajes van a ser más placenteros de esa manera. Aunque una parte de mi desconfía el hecho de levantar la mirada y estar en Loma Hermosa (Y que de Hermosa no tenga nada. Algunos saben por qué me refiero a dicho lugar).
Y sí, tengo una tendencia a que cuando estoy de mal humor, o con bajones aparentemente existenciales compro cosas indiscriminadamente. También me compre una CD y una remera because reasons.

viernes, 7 de febrero de 2014



Ahora que mi blog está realmente como quiero, en cuanto al diseño puedo escribir muchas cosas por más que sé que casi nadie las lee. Aunque no crean, me hace feliz ver un post publicado.
El tema de hoy es "Los problemas económicos de Nicole".
En realidad no es un tema para nada nuevo, ya que mi vida se basa en desear algo por mucho tiempo, hablar de él mientras no tengo ni el dinero necesario para comprarlo y cuando finalmente tengo los ahorros suficientes los gasto en ese precioso objeto o servicio. Y mi vida es feliz por lo menos hasta encontrar en otra cosa en qué gastar.
Dicha satisfacción viene de la mano de otro enemigo, otra arma de doble filo: Comprar muchas cosas al mismo tiempo y buscar excusas como "Ya fue, si gasto, gasto todo de una". Para que se den una idea, tengo 6 compras abiertas en Mercadolibre (Consola, juegos, una muñeca más). Sin contar la linda pollera que vi hoy y las entradas de recitales que tengo pendientes.
En fin, si bien esta felicidad de tener las cosas que deseé hace años se me está yendo un poco de las manos, no veo motivo por el cual dejar de hacerlo. Si vamos al caso lo peor que puede pasarme es quedarme sin plata. Eso me conlleva a hacer algo que dejé de hacer ya muchos años y es el dejar de tomar. Sé que el alcohol (Pobrecito, fiel amigo que no daña a nadie) no tiene la culpa de que yo no pare de gastar, no me malinterpreten. Pero el alcohol sale medianamente caro si se quiere beber algo más o menos decente. Así que por un tiempo voy a dejar eso de lado. (No creo que me dure mucho, pero vamos a ver como me va)
Si dejo de tomar también estaría logrando otra causa, que es bajar de peso. Así que ahorraría y perdería estos kilos de más. Todos ganamos. (A mi hígado le gusta esto).
Esto será así por lo menos hasta terminar de pagar todas las deudas o baje de peso. O ambas, que sería lo ideal.

Por cierto y como si fuera poco, ahora tengo auto (Esto es malo para la sociedad, pero bueno para mi. Así que no importa). Y si bien no me tocó pagarlo todo a mi, tengo que pagar los gastos que este tiene. Ya sean nafta, seguro y posiblemente la patente.

Sin más para decir, me retiro a ver Catching fire. (Pirateada, obviamente. Ya que estoy casi en ruinas).
Nos vemos pronto con las fotos de mis nuevas adquisiciones.


lunes, 3 de febrero de 2014





Take me where the clouds caress the horizon, where all I hear is whisper of the wind. 

domingo, 2 de febrero de 2014


Hoy puedo decir que llegué oficialmente a mi hogar después de unas cortas, pero lindas vacaciones. Lejos de tanto desastre que implica vivir en una cuidad medianamente grande. (O medio cagada, que es Quilmes).
Eso es lo que más me gusta de Santa Clara del Mar. Que al no ser una cuidad muy grande, es tranquilo; y por ejemplo, puedo salir con la cámara sin hacerme mucho la cabeza en lo que le pueda llegar a pasar (Por cierto, me olvidé el lente nuevo y podría haber servido mucho; un par de lechuzas y aguiluchos se quedaron sin lindas tomas.  Pero no, como siempre, me olvido las cosas que no son esenciales pero pueden llegar a ser importantes). Otra de las cosas que amo es que hay silencio, de ese silencio que muchas veces no sabemos apreciar un lunes, o domingo por la tarde. Por las noches se puede dormir en paz gracias al hermoso clima que hay (La mayoría de las veces) que basta con abrir un poco la ventana para que entre el viento y ese rico olor a eucalipto que hasta dan ganas de fumar hasta morir.
No me puedo olvidar que ahí está la Feria Americana más desorganizada y desastre de todas. Pero si bien es un rejuntadero de todo, es la más barata y si se va con tiempo se pueden encontrar lindos tesoros. Volví vestida con menos de $100. Así sí da gusto gastar. Y eso que me quedé sin tiempo. (Dany te quiero).
Lo que puedo criticar es que la Rockería no tiene cosas geniales y encima es bastante cara. También critico que hay cráteres sin explicación alguna y no puedo decir otra cosa de que son aliens, juro que hay perros muy lindos que me dan ganas de llevarme todos a mi casa, y que no se consigue maní cervecero con facilidad. Por último... ¡Que es una playa! Cosa que no me suele gustar ya que estoy gorda y vergüenza por siempre usar una malla y que la gente me vea. Me siento observada, es horrible ser yo. (Problemas personales, no tengo nada en contra de Santa Clara en realidad).

En fin, la pasé excelente. No con mi familia pero con personas que prácticamente ya lo son. No me puedo quejar, naturaleza, alcohol, y amor ¿Qué más puedo pedir?

PD: Igual extrañaba a mis gatos.